Ciencia1.com - Ciencia y Tecnología - Ciencia, tecnología, educación y Libertad. Noticias y artículos de ciencia y tecnología, videos e imágenes, blogs de Ciencia y tecnología, directorio y enlaces. Recursos, reportajes, guas, biografías y notas de ciencia y tecnología
Directorio|Noticias|Artículos|Videos|Imágenes|Blog|Libros|Exposiciones    
Traducir/translate:






Artículos | Espaciales | Astronáutica

Hacia los confines del Sistema Solar

Por Miguel Carbonell

Las naves Voyager de la NASA cumplen 30 años y se han convertido en el artefacto humano que más lejos ha llegado - Los científicos esperan datos sobre las áreas más remotas jamás estudiadas.

Publicado: Miércoles, 19/9/2007 - 12:19  | 3221 visitas.

Imagen: Ecuador Ciencia
Bookmark and Share

Tamaño: Letras NormalesLetras MedianasLetras Grandes

¿Qué hay más allá del Sistema Solar? El llamado espacio interestelar galáctico, lleno de gases y polvo. Antes, hay una serie de regiones ignotas, sólo teorizadas o apenas observadas. El cinturón de pequeños asteroides de hielo y roca de Kuiper y la nube de cometas de Oort, entre otros.

Dentro de pocos años, los científicos podrán observar in situ por primera vez estas áreas remotas gracias a la nave «Voyager 1», de cuyo lanzamiento se cumplen 30 años. El artefacto se ha convertido, y lo será durante décadas, en la nave que más lejos ha llegado jamás. Y en la primera que abandona el Sistema Solar, entendido como la zona de influencia del Sol o Heliosfera, ya que dos naves, además de las Voyager, han viajado más allá de Plutón, las «Pioneer 10» y «11», que transmitieron por última vez en 2003 y 1995 antes de perderse en el espacio.

El programa Voyager consta de dos artefactos lanzados desde Cabo Cañaveral entre el 20 de agosto y el 5 de septiembre de 1977. Su misión inicial se limitaba a estudiar los planetas del Sistema Solar de cerca. La primera de ellas se lanzó en dirección al sur del sistema, la segunda, hacia el norte. Ambas han cumplido de sobra con sus tareas, enviando valiosa información y sorprendentes imágenes -que hoy ya nos parecen cotidianas pero que en su día resultaron impactantes- de Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y sus lunas. Previstas inicialmente para 5 años, las misiones se han podido prolongar gracias a los generadores termoeléctricos isotópicos que equipan las Voyager. De hecho, los científicos creen que aún podrían funcionar hasta 20 años más, aunque con la mayor parte de sus instrumentos apagados debido a que pierden potencia gradualmente.

Activo durante 87 años

Sus generadores nucleares se diseñaron para durar pocos años, pero el plutonio 238 que los alimenta -las armas nucleares utilizan plutonio 239- permanece activo hasta 87 años, aunque su radiación va perdiendo intensidad gradualmente. Los generadores arrancaron a una potencia de 470 watios, pero actualmente sólo dan 290, lo que ha obligado a apagar sus sistemas de escaneado y de medición de rayos ultravioleta. Diseñados como parte del programa Mariner, que envió las primeras imágenes de Marte, Venus y Mercurio, sus viajes han sido, sin embargo, mucho más épicos. El hallazgo de actividad volcánica en la luna de Júpiter Io fue su descubrimiento más sorprendente, aunque el más espectacular fue, para muchos astrónomos, el «infierno» de las tormentas de la atmósfera del gigante gaseoso.

Después de tres décadas de un viaje planetario vertiginoso y lleno de «carambolas», la «Voyager 1» se encuentra cerca de la heliopausa en dirección al sentido en el que el Sol viaja dentro de la Vía Láctea, es decir, en el límite de su influencia, a más del doble de la distancia que hay entre Plutón y el astro rey, o lo que es lo mismo, más de 15.000 millones de kilómetros, con lo que los datos que envía tardan 13 horas en alcanzar la Tierra. Navegando a una velocidad de vértigo, se aleja del Sol a un ritmo de 1,65 millones de kilómetros diarios, con lo que cubriría la distancia entre Madrid y Nueva York en apenas cinco minutos.

Viento solar

La heliopausa, cuya localización exacta ayudará a determinar, es la zona en la que el viento solar supersónico que domina nuestro sistema choca con la materia interestelar, creando turbulencias y desvaneciéndose entre los rayos cósmicos de la Vía Láctea.

Los científicos tienen la esperanza de que los datos recogidos por sus instrumentos sirvan de base para establecer la composición de la heliopausa y del espacio interestelar. Ahora se podrá comprobar in situ si todos los cálculos son correctos. Ésta es la parte de los experimentos que más gusta a los científicos, especialmente cuando los datos corroboran sus teorías.

También obtendrán datos sobre las zonas más remotas de la nave robótica «New Horizons». La NASA la lanzó el año pasado, y su misión principal es estudiar el «ex planeta» Plutón y el cinturón de Kuiper. Eso será a partir de 2015.

Publicado originalmente en La Razón (españa)

Categorías

» Agregar Enlace
Agencias Espaciales Astronautas Bitácoras Directorios Educación y Formación
Empresas Estaciones Espaciales Eventos Experimentos Exploración
Historia Institutos Libros Medicina Espacial Medios
Naves Espaciales Organizaciones Publicaciones Revistas Satélites
Twitter

Enlaces a sitios

Eureka
Un rionconcito para la astronomía, la astronáutica, la ciencia ficción, la historia, idiomas y otras cosas de variado interés
Idioma: Español / Spanish; Castilian
OrbitalHub
The place where space exploration, science, and engineering meet. Information hub for space exploration, engineering, and science news
Idioma: English / English


Artículos



Imágenes

 


Videos

 


Noticias


Entradas


Libros

 



Home Atrás Arriba


Estamos en:
 Blogalaxia
 Directory of Science Blogs
 

 
Ciencia1.com:
2022 Ciencia1.com - Ciencia y Tecnología. Permitida la reproducción siempre que se señale la fuente y enlace correspondiente a cada material info@ciencia1.com